Joan Antoni Samaranch + Jose Luís Pascual

Aros, juegos, manos

Con el mismo entusiasmo con el que entregó su vida a encumbrar los Juegos olímpicos como el mayor movimiento participativo mundial, Juan Antonio Samaranch ha ofrecido sus manos en beneficio de una causa humanitaria: la lucha contra las enfermedades inflamatorias.

En este viaje le acompaña el pintor José Luis Pascual quien explica la idea del cuadro: “Divido el lienzo en dos, un área para el fondo negro y otra para el blanco, un blanco con texturas que pintará Samaranch”. Se reserva el artista la noche del cuadro donde brilla una luna casi nueva y una mano blanca que recuerda aquellas manos alzadas en las calles pidiendo la paz. “El blanco sobre negro simboliza la luz sobre la oscuridad, la alegría sobre la tristeza, la paz sobre la guerra”.

Símbolo de paz y concordia son los propios Juegos Olímpicos cuya imagen son cinco aros de colores que representan a los cinco continentes. ¿Y quien sino el hombre que incorporó nuevos deportes, sumó países, profesionalizó la competición, quien sino el presidente durante veintiún años del COI una de las organizaciones más relevantes del planeta ha dejado clara huella en estos cinco aros?

Así se explica que quisiera representar con sus manos los aros olímpicos correspondiendo colores y disposición al logotipo de los Juegos. Indefectiblemente, su línea de la vida está ligada a los aros del mismo modo que esos aros olímpicos llevarán también por siempre las huellas de Samaranch. Aros, juegos, manos. Historia al fin. Una metáfora de cuadro.

01_Pascual_Samaranch from MENCOA on Vimeo.