Joan Pera Viladecans + Manel Estiarte

Agua y biología

¿Nació Manel Estiarte para convertirse en príncipe del agua? ¿O fue cuestión de deseo y osadía, de valor y constancia como valores que determinaron el inicio de una intensa vida como la del mejor waterpolista del mundo? Joan Pere Viladecans ha querido reflejar mediante su peculiar lenguaje poético el mundo del waterpolo en honor a la condición del coautor de esta composición: “Agua y biología”. Sobre un fondo rojo brillante destacan en negro, un enorme huevo y el relieve de un gorro de baño. También se percibe la presencia del agua.

El jugador seis veces olímpico contribuye a dar forma a los elementos despertando el olvidado placer infantil de las manualidades: dibuja siluetas, recorta plantillas, mezcla una densa masa de aglutinante y pintura negra que extiende sobre el lienzo… y surge la figura representada en relieve. Luego, artista y deportista rascan las rugosidades que se aprecian sobre el fondo del cuadro y aparece una pintura blanca que va dando forma a la representación del material genético.

Finalmente, Viladecans anima a Estiarte a describir, casi detallar, sus sensaciones en el agua. Y el nadador responde: “El agua de la piscina es dulce como una segunda piel. Nada que ver con la del mar, que si algo me produce es inquietud. En la piscina, donde he vivido todos los estados de ánimo posibles, sólo encuentro serenidad y seguridad”. Sobre esas sensaciones el poeta-pintor dibuja unas olas como punto final a esta poética y estimulante composición.